Skip to content

De nada, poco.

20 de octubre de 2012

De acuerdo con la r.a.e. el adjetivo tirano, na., dicho de una persona, significa que “obtiene contra derecho el gobierno de un Estado, especialmente si lo rige sin justicia y a medida de su voluntad”. Este adjetivo proviene de la palabra latina tyrannus, que a su vez debe su etimología a la griega τύραννος.

Por lo visto, hace ya tres mil años que nos urgió crear una palabra para definir con exactitud a personajes como Enver Hoxha: un juego de fonemas rotundo que nos advierte de la naturaleza del ser humano y de sus (fondos) más execrables.

El adjetivo tirano, na., esta vez dicho de una pasión o de un afecto, y, también esta vez según la r.a.e., significa que “domina el ánimo o arrastra el entendimiento”. Al parecer, al tirano de Enver Hoxha lo arrastró la pasión por el comunismo dictatorial: Hubiera parecido suficiente para un pueblo haber sufrido 400 años de dominio otomano; la ocupación italiana comenzando en el 25 y completándose de manera torunda durante  la Segunda Guerra Mundial; guerras internas entre partisanos comunistas  y nacionalistas; además de ostentar el título de “país más pobre de Europa”.

Hubiera parecido más que suficiente… más que de sobra… Pero el período más cruel y, quizá, el más decepcionante llegaría con el triunfo del partido comunista tras la Segunda Guerra Mundial. Decepcionante porque lo que pareciera la liberación de Albania tras incesantes ocupaciones por parte de otros países , acabó con el dominio férreo del pueblo a manos de un compatriota. Y cruel pues les arrebató todo derecho a reflexionar y opinar, a elegir y a rechazar. Les tapió todos los caminos a la libertad y todas las vías a la felicidad. Pero, sobre todo, les cerró toda posibilidad de erigirse como individuos únicos. En definitiva, de existir. Mediante la promesa de empleo para todos y educación, sanidad y vivienda gratuita los convirtió en maniquíes producidos en serie: mismas casas, misma ropa y mismo corte de pelo, mismos pensamientos, sentimientos y anhelos, exactamente los mismos miedos, y, sobre todo, un odio común.

Practicó un aislamiento absoluto del país encerrando a sus habitantes entre sus fronteras: primero, rompió sus lazos con la U.R.S.S., quien era su proveedor pero tan solo lo consideraba “el huerto de Europa”; después con la China, su esperanza para invertir en industria y avanzar ; y al final rechazó la mano de EE.UU y Gran Bretaña, sumergiéndose hasta hoy en una economía estancada y con una población arreciada por el desempleo.

Por lo tanto, ¿qué esperar de una ciudad casualmente (y no causalmente) llamada Tirana, capital de un país dominado por un implacable sistema totalitario durante casi 50 años? Igual que el comunismo, que arrastra una estela de colores vivos tras sus consignas, vítores y lemas, a su llegada la ciudad te cautiva con su movimiento incesante, sus numerosos mercados, chicas vintage y terrazas de estilo europeo. Pero para quien sea capaz de ver más allá del bullicio superficial queda al descubierto el enorme abismo entre la generación que creció y se formó en el comunismo y los jóvenes para quienes la dictadura tan solo fue un mal sueño infantil. Los primeros, siguen siendo como clones con sus atuendos impersonales sin rastro alguno de color; los segundos, y sobre todo las mujeres gracias a su inherente coquetería, florecen bellos tras décadas de sombras. Aquellos, mientras el gobierno les abandona a su suerte, ven estancado su presente y más aún su futuro; estos, en cambio, y gracias a su acceso al conocimiento crítico, su capacidad de elección y su libertad tanto de movimiento como de pensamiento son capaces de vislumbrar un futuro mejor. Espero les ayude un poco de color.

Ved:

These are the things we are fighting for.

 

Anuncios

From → Viaje

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: